1/11/13



Boca besando el vaso,
es la infusión  de tu sentir.
Quiero verte,
o sonreir.
Pero los tragos son amargos,
si en mi almohada solo sueña el yo.

Falta del tú,
acaricio las sábanas,
y no tengo tacto, ni gusto.
Porque ya no tengo,
lo que fui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario