8/4/14

viven fuera, yo les veo cuando el sol me abraza en la mañana. Ya no cantan, el cielo gris y las ramas plásticas les silenciaron. Siguen volando pero ahora son tímidos, tienen miedo del mañana dentro de factibles jaulas. Piqueteaban y se hartaron de quebrar sus bocados en el óxido. Sus plumas grises, sus plumas negras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario