22/5/14

hojarasca, flores del mes de mayo. las piedrecillas del camino se abren a los vientos de primavera, reflejan aguas lloradas de viejas bonanzas. solo me separan veinte minutos. y mientras los jóvenes rezan por ver esmeraldas en semáforos; detengo el paso. se arquéan los árboles y al otro lado están los móviles. en furgonetas, en autobuses, en motocicletas todos al vaivén. los edificios y academias se suceden. hay un jardín botánico, figurante de atajo. cruza la gente, pero en los bancos no hay nadie. es extraño este mayo, que brinda tiempos de cemento para cerrar la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario